De campesina a Congresista, el sueño de Berta Beltrán | Local | Política | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 

Política - Local


De campesina a Congresista, el sueño de Berta Beltrán



 De campesina a Congresista, el sueño de Berta Beltrán   | EL FRENTE En una hermosa parcela de San Vicente de Chucurí, se cuece un sueño, el de una mujer madura que, luego de más de 40 años de estar lidiando con los menesteres propios de la tierra, se siente ahora con los bríos necesarios para capitalizar un masivo apoyo popular, con el cual anhela llegar a la Cámara de Representantes.

Hablamos de Berta Beltrán Luque, o Bertica, una mujer que, aunque sus hijos ya están mayores, tiene aún el espíritu maternal a flor de labio, y quien ha logrado abrirse paso en el espinoso mundo de la política para conquistar un espacio en el corazón de Álvaro Uribe Vélez, quien ahora obra como artífice primordial de lo que se ha convertido en su gran proyecto de vida: llegar a la Cámara de Representantes.

Sí, después de tanto ir y venir a Santander, el expresidente Uribe confió en Bertica, como es fácil mente reconocida en su comarca, la tarea de llevar las banderas del Centro Democrático por los rincones del departamento para llevar un mensaje que desde ya pregona como sinónimo de victoria.

“Este año regresará la autoridad al poder”, dice Beltrán Luque, en cuyo rostro se han dibujado pinceladas de tristeza, debido a que a lo largo de toda su vida ha sido testigo presencial del salvajismo del conflicto armado en Colombia.

“Soy una humilde campesina que ha sufrido los rigores del conflicto armado. Ahora le doy gracias a Dios por esta nueva etapa en mi vida, que ahora inicia con los mejores deseos para todos los santandereanos, que tengan un año de muchas bendiciones, esperanzas, un año donde unidos salvemos la patria”, contesta Bertica para luego rememorar porqué se considera con la autoridad moral de nombrarse vocera de las comunidades víctimas de la violencia, no solo en Santander sino en toda Colombia.


Los rastros de la guerra

“Sí, revictimizada una y otra vez. Sé en carne propia lo que es el sufrimiento de la guerra”, dice para luego enumerar las oportunidades en que su carne ha sido alimento de insensatos.

“Berta Beltrán ha sido víctima de la violencia desde la década del cuarenta, en el siglo pasado. En el año 1948, cuando a mi padre Pedro José Beltrán y a mi madre Josefina Luque de Beltrán, los asaltan en su casa y luego de quemarla, asesinan en frente de nosotros a dos familiares”, relató la mujer, a quien aún se le quebranta la voz cuando inicia el relato del rosario de tragedias que le ha tocado padecer.

“En el año 1991 mi hermano Alirio Beltrán Luque fue vilmente torturado por la guerrilla y luego asesinado y al día siguiente nuestra finca nuevamente fue bombardeada, nos sin antes robarnos el ganado y dejar toda la huerta sembradas con minas quiebrapata. Como consecuencia de eso, dos empleados de la finca sufrieron amputaciones en sus miembros inferiores”, recordó la mujer.

Y continuó: “Un año después nos asesinan en San Juan Bosco de la Verde a un primo que fungía como cura párroco en una iglesia cercana. Un año más tarde, en 1993, nos asesinan a un cuñado. Todavía no entendemos qué es lo que le hemos hecho a la guerrilla para que nos hayan hecho tanto daño, mi padre y madre lo único que hicieron en vida fue trabajar y servirle a la comunidad”, dice la mujer con actitud de reclamo.

“Luego, hacia el 2000, asesinan a otro de mis hermanos, y en el año 2012, cuando creíamos que ya lo peor había pasado, nuevamente fuimos víctimas de la violencia ya que en el mes de febrero mi esposo fue secuestrado de una finca que se encontraba ubicada en zona rural de San Alberto (sur del Cesar) y desde que se lo llevaron nunca más lo he vuelto a ver, ni he vuelto a saber de él”, contó Beltrán Luque para luego ponerle punto a su decálogo de desgracias con un hondo suspiro de desolación.
       

Forjadores de futuro

Y en este punto de la historia de Bertica, hay que hacer una serie de claridades, sobre todo para aquellas generaciones que poco conocemos qué hay en los rincones de la historia de Santander.

Hay que decir que, aunque el apellido Beltrán Luque no sea un referente en la actualidad, desde la mitad del siglo pasado se constituyó como el punto del nacimiento del nuevo progreso para zonas de Santander que colindaban con el Magdalena Medio, como las intendencias y comisarías que conformaban los municipios que hoy conocemos bajo el nombre de San Vicente de Chucurí y el Carmen de Chucurí.

Hay que decir, por ejemplo, que el matrimonio de Josefina y Pedro llegó a esa zona del departamento proveniente de la localidad de Galán y una vez asentado allí pusieron las primeras lajas de la que hoy es la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, muy importante si se tiene en cuenta que entorno a la misma nació el futuro promisorio para zona, la cual es considerada hoy para Santander como la despensa agrícola de mayor potencialidad para el departamento en materia de café, cacao, plátano, aguacate, sin hablar de la potencialidad ganadera y petrolera de la región.    

La historia de su apellido adquiere prominencia luego de que varios de los miembros de esta familia ocupara cargos públicos, como Alirio, alcalde del Carmen, brutalmente asesinado, como rememoró Bertica, historia que vivieron decenas de pobladores de la zona, todos víctimas del Frente XII de las Farc, y del Frente Capitán Permenio del Eln, quienes además se regodeaban de su poder militar estallando puentes y minando los parajes campesinos con minas antipersona. Hay que decirlo, ambas facciones guerrilleras están extintas por cuenta del retorno de la institucionalidad a la región.



En contra de la
restitución de tierras

En el marco de este contexto de violencia sobrevivió Bertica Beltrán, quien ahora pretende recoger ese pasado trágico y convertirlo en una oportunidad para levantarse como vocera de ese cúmulo de víctimas de su región y de todo el país, y llegar al Congreso de la República con el objetivo de dignificar su pasado y resignificar el presente.

Y siente que hay mucho por hacer. Por ejemplo, en su primer día de gestión como parlamentaria promete radicar un proyecto de ley para tumbar la Ley de Restitución de Tierras, ya que siente que lo que se ha mostrado como una loable labor de devolverle a los desplazados y desposeídos las tierras que en el pasado les arrebataron los violentos no es otra forma más de revictimización.

“Es una ley perversa que viene a quitarnos el fruto de nuestro trabajo. Es mentira que le están devolviendo las fincas a los campesinos, es mentira que estén favoreciendo a las víctimas. En mi caso lo único que han hecho es atropellarme, jugar con mis sentimientos y el dolor de mi familia para dejarnos sumidos otra vez en el dolor y la impotencia, sentimiento que es común por las zonas por donde ha pasado la Ley de Restitución de Tierras”, puntualizó la mujer.
        
Por Camilo Ernesto Silvera Rueda
Redacción Justicia / EL FRENTE
 
 


   

 

Publicacion: Miercoles 10 de Enero de 2018 


 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Expresidente Uribe recomienda a Berta Beltrán para la Cámara

Expresidente Uribe recomienda a Berta Beltrán para la Cámara

Publicacion: Miercoles 10 de Enero de 2018 

Roberto Serrano Flórez, la cara fresca del conservatismo a la Cámara

Roberto Serrano Flórez, la cara fresca del conservatismo a la Cámara

Publicacion: Miercoles 10 de Enero de 2018 

El 2018 y el debate económico

El 2018 y el debate económico

Publicacion: Domingo 7 de Enero de 2018 

“La consulta debe ser un mecanismo para escoger al candidato de la coalición”

“La consulta debe ser un mecanismo para escoger al candidato de la coalición”

Publicacion: Sabado 6 de Enero de 2018 
 
 

Back to Top