Taxistas y comerciantes se rebelan contra la alcaldía | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Editorial


Taxistas y comerciantes se rebelan contra la alcaldía



La improvisación en el programa de ciclo-rutas que adelanta la alcaldía de Bucaramanga suscitó fuertes reacciones del gremio de taxistas, que en forma pacífica realizaron un trancón, apoyados por el gremio de los comerciantes, para reclamar por la reducción de los espacios en las vías públicas, destinadas al tránsito de vehículos automotores. También protestaron contra el transporte público INFORMAL, que se realiza en motocicletas, desplazando a los vehículos de la franja amarilla, que pagan elevados impuestos, tarjetas de operación y cuotas de afiliación a empresas legalmente establecidas.

 Desde el comienzo de la actual administración, el ingeniero Rodolfo Hernández ha asumido una posición tolerante y complaciente con el mototaxismo, que se ubica en lugares estratégicos de esta capital santandereana para arrebatarles la clientela a los taxistas, cuyos vehículos deben producir lo suficiente para atender los elevados costos de funcionamiento. Mientras una motocicleta puede costar en el mercado alrededor de siete o diez millones de pesos, un taxi que cumpla todos los requisitos legales, debe pagar una prima extralegal por el derecho al cupo, en ocasiones hasta ochenta millones de pesos, fuera del valor del vehículo.

No ha habido poder humano que resuelva este intrincado asunto y como estamos bajo la filosofía popular de ‘hacerse el pingo’ como dice el señor alcalde en su lenguaje habitual, la descompensación tarifaria entre el transporte informal realizado por motocicletas y carros particulares, la competencia desleal es evidente, con detrimento de los intereses del gremio de los taxistas, cuyos operarios exponen también sus vidas ante la creciente inseguridad que se presenta en los barrios periféricos de la capital santandereana.

En el plantón de ayer también participaron los comerciantes organizados de Bucaramanga, que se quejan por el diseño y construcción de ciclovías, que reducen el espacio de circulación destinado a los automotores y que impiden el estacionamiento de vehículos que transportan mercancías hacia los centros comerciales, casas de mercado, escuelas, colegios y universidades.  Se entiende que la administración del alcalde Rodolfo Hernández quiere cambiar los hábitos del transporte urbano e implementar el uso de la bicicleta, para reducir la contaminación ambiental y mejorar las condiciones físicas de los ciudadanos, especialmente jóvenes que se movilizan diariamente hacia los lugares de trabajo y ocupación.

Medidas que pueden contribuir al reordenamiento de Bucaramanga, una ciudad dispersa y anárquica en los sectores comerciales del centro de la ciudad. Pero la improvisación y la falta de comunicación con el gremio de los comerciantes ha generado malestar por el cierre parcial de las vías de alta velocidad, especialmente en la zona histórica, en los alrededores de la plaza de mercado central y en zonas adyacentes a las universidades, colegios y escuelas de esta capital.

Cambiar los hábitos y las costumbres de los ciudadanos será siempre una tarea pedagógica, que debe realizarse antes de poner en marcha el programa de ciclovías, que seguramente puede ser muy bueno para el desplazamiento de los estudiantes y trabajadores hacia sus actividades, pero muy grave para quienes crearon y sostienen establecimientos comerciales en el centro de Bucaramanga, que pagan elevados impuestos por concepto de predial, industria y comercio.

Las reformas que se vienen aplicando al uso de la malla vial pueden prevalecer en el tiempo, seguramente con una mejor aceptación de la ciudadanía, si la administración municipal tiene en cuenta las observaciones del comercio organizado y del gremio de los taxistas, que le prestan un servicio eficaz a la capital de Santander. Son los taxistas de Bucaramanga los mejores del mundo, a pesar de ciertos lunares que se presentan en el comportamiento humano de usuarios y transportadores, en un ambiente caldeado por la falta de cultura ciudadana, que también debe ser un empeño y un compromiso de la actual administración municipal.    

Rafael Serrano Prada.
Director/EL FRENTE.



Publicacion: Jueves 11 de Julio de 2019 


 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

‘Santrich’ se burló de la justicia en Colombia

‘Santrich’ se burló de la justicia en Colombia

Publicacion: Miercoles 10 de Julio de 2019 

La gran oportunidad de erradicar la corrupción está en la juventud

La gran oportunidad de erradicar la corrupción está en la juventud

Publicacion: Domingo 7 de Julio de 2019 

Dictadura de Venezuela, la mayor expresión del terrorismo mundial

Dictadura de Venezuela, la mayor expresión del terrorismo mundial

Publicacion: Sabado 6 de Julio de 2019 

El agrio momento de los paneleros

El agrio momento de los paneleros

Publicacion: Miercoles 3 de Julio de 2019 
 
 

Back to Top