La Ministra de Justicia debe presentarle excusas a la nación | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Editorial


La Ministra de Justicia debe presentarle excusas a la nación



No entendemos cómo y de qué manera la ministra de justicia, Margarita Cabello, prevalida del poder excepcional que le otorga su alto cargo, le cortó las alas al Mayor General William Ernesto Ruiz, director del Instituto Nacional Penitenciario –INPEC--, designado hace ocho meses por el gobierno del presidente Iván Duque Márquez para reorganizar las cárceles del país y se le castiga por la fuga de la exsenadora Aida Merlano, condenada a quince años de prisión por el novedoso y moderno delito de la ‘Compra de Votos’, prefabricado en el despacho del ex fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez Neira,  cuando la población carcelaria está compuesta por ciento veinte mil colombianos que llevan a cuestas una pena o un proceso penal, cuya investigación y condena corresponde a los jueces de la república.

Este funcionario había sido nombrado, mediante procedimiento interno del alto mando de la Policía Nacional para ejecutar un programa de reforma carcelaria, que los ciudadanos venimos reclamando para evitar la impunidad en Colombia. El INPEC adolece de graves problemas estructurales y administrativos que el señor Mayor General Ruiz ha venido corrigiendo, aplicando además nuevas técnicas de resocialización que en el pasado han sido como letra muerta dentro de la legislación carcelaria del país. Inclusive existe un proyecto de reforma carcelaria, que asimila la guardia penitenciaria como parte de las fuerzas armadas de la nación, para evitar la proliferación de organizaciones sindicales que conspiran contra la buena marcha de las cárceles.

La señora Ministra de Justicia quiso lucirse ante el país cortando la cabeza de uno de los oficiales más calificados que tiene la policía nacional de Colombia, a quien conocemos los santandereanos por su impecable trabajo al frente de la institución en el departamento de Santander. Lleva treinta y cinco años de su brillante carrera en la alta oficialidad de la policía, frente a una ministra que escasamente lleva seis meses en el desempeño del cargo. Está bien que se adopten medidas severas contra la dirección de la Cárcel del Buen Pastor, que debía aplicar el reglamento para el traslado de presos, pero cobrarle al señor General Ruiz este lamentable descuido de la guardia penitenciaria, es como seguir castigando a los mortales por el pecado de Adán y Eva en el paraíso terrenal.

Que falta de sindéresis tiene este gobierno en la mayoría de los ministerios, donde prevalece la improvisación y la falta de coherencia en el manejo de la seguridad nacional. La fuga de alias ‘Jesús Santrich’, el narco-guerrillero que era ciego para contar los fardos de billetes que le entregaban en dólares los miembros del Cartel Mexicano de Sinaloa y que semanas después de la fuga de un campamento de reinsertados de las FARC en el departamento del Cesar, aparece con ametralladora en mano y uniforme de campaña desafiando al estado colombiano, que les había regalado el indulto y la amnistía por centenares de crímenes de lesa humanidad. Entonces ha debido renunciar la ministra de justicia, que no fue capaz de implementar el proceso de extradición de uno de los privilegiados jefes de la antigua guerrilla de las FARC, al que el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, le había regalado una curul en el Congreso de la República. 
 
Convertir en Rey de Burlas al director general del INPEC porque a la directora de la Cárcel del Buen Pastor se le fuga una exparlamentaria que está condenada a muerte por las mafias políticas de la Costa Atlántica, es una monstruosa arbitrariedad, que daña la hoja de vida de uno de los oficiales más valiosos que tiene la Policía Nacional de Colombia. La ministra Margarita Cabello debe presentar excusas públicas por su arbitrariedad y por el irrespeto a un oficial de rango superior, que ha dedicado su vida a cumplir con su deber en una profesión dedicada a proteger la vida, honra y bienes de los ciudadanos. ¡El abuso de autoridad de la Ministra de Justicia es otra vergüenza para el país, del tamaño de una catedral!   



Publicacion: Jueves 3 de Octubre de 2019 


 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Fuga de la senadora Aida Merlano es la consecuencia de otra injusticia

Fuga de la senadora Aida Merlano es la consecuencia de otra injusticia

Publicacion: Miercoles 2 de Octubre de 2019 

Empezó el calvario para los mandatarios

Empezó el calvario para los mandatarios

Publicacion: Domingo 29 de Septiembre de 2019 

La frustración de un ciclista en las carreteras de Inglaterra

La frustración de un ciclista en las carreteras de Inglaterra

Publicacion: Viernes 27 de Septiembre de 2019 

FEDEPALMA es el gremio mejor organizado del país

FEDEPALMA es el gremio mejor organizado del país

Publicacion: Miercoles 25 de Septiembre de 2019 
 
 

Back to Top