Ciénaga San Silvestre, el sapo que no nos podemos tragar Por: Alexander Vargas Tinoco | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 

Opinión - Columnistas


Ciénaga San Silvestre, el sapo que no nos podemos tragar Por: Alexander Vargas Tinoco



Ciénaga San Silvestre, el sapo que no nos podemos tragar Por: Alexander Vargas Tinoco | EL FRENTE La creciente contaminación de la ciénaga San Silvestre en los últimos años ha comenzado a tener eco nacional. Ya Noticias Uno publicó el mes pasado un informe en el que revela el exponencial aumento de elementos contaminantes en el agua de este cuerpo de agua, y la falta de condiciones para que ésta pueda ser consumida. De manera alarmante, el informe del noticiero planteaba la relación entre algunos nacimientos de bebés y animales con anencefalia y el consumo de agua contaminada de la ciénaga, en la cual se han encontrado altos niveles de cianuro y mercurio. Como es sabido, la ciénaga es la fuente de recursos hídricos para los barranqueños y para una gran cantidad de fauna y flora que habita en la región.

Las causas de la contaminación de la ciénaga pueden ser varias, pero no desconocidas. La mayor sospecha sobre la causa de la contaminación apunta al vertimiento de lixiviados que se produce debido a los rellenos sanitarios que operan muy cerca de la ciénaga, los cuales se filtran y desembocan en las aguas. Lamentablemente, en el otorgamiento del contrato de concesión para el manejo de los residuos en Barrancabermeja no se tuvieron en cuenta las restricciones legales del caso, a pesar de que existen normas que expresamente prohíben el establecimiento de estos rellenos cerca de humedales y recursos hídricos (Decreto 838 de 2005). La argucia jurídica de la dirección de la CAS de ese entonces logró el otorgamiento de la licencia ambiental para Rediba, a pesar de que inicialmente había sido negada.

El asunto, finalmente fue llevado ante la Corte Constitucional, que mediante sentencia T-227 de 2017 emplazó a la CAS para que, dentro de los seis meses siguientes a la notificación de la sentencia, “realice una valoración de los impactos ambientales y sociales que ha tenido la construcción y operación del relleno sanitario de Patio Bonito y, con base en ella, ejecute una revisión de los términos en los cuales se concedió la licencia ambiental, determinando si resulta necesario modificar o revocar, total o parcialmente, dicho acto administrativo”. Además, se le dio el mismo plazo a la Alcaldía Municipal de Barrancabermeja que estableciera “un plan de contingencia para que en caso de que la autoridad ambiental considere pertinente adoptar como medida de protección el cierre del relleno sanitario, la misma se haga efectiva sin afectar las prerrogativas de la población y la adecuada prestación del servicio público de aseo en la ciudad”.

La cuestión parecería haberse resuelto, pero no es así. Aprovechando el término otorgado por la Corte, la Alcaldía de Barrancabermeja ha prorrogado por 6 meses más el estado de emergencia sanitaria, y ha permitido el uso de los rellenos hasta que la CAS disponga lo contrario. El problema es que Barrancabermeja lleva más de dos años en emergencia sanitaria, tiempo en el cual bien pudo haberse pensado en estrategias contractuales y administrativas para determinar un mejor lugar de operación del relleno sanitario, y no en prorrogar su funcionamiento ante la supuesta generación de sobrecostos de la operación. Los sobrecostos que se temen, por una parte no son asumidos por la Alcaldía, y por otra, muy seguramente el coste de la contaminación de la ciénaga será mayor que los sobrecostos de operación que se argumentan, por lo que es racional encontrar una solución alternativa al relleno, aun cuando deba costar algo. La Alcaldía le ha tirado la pelota a la CAS, y la población habrá de confiar en su honestidad para determinar objetivamente si los rellenos de Rediba son ambientalmente sostenibles.

Por el momento, ya se ha convocado a una protesta ciudadana el próximo 16 de noviembre en Barrancabermeja para que se implemente una solución definitiva a esta penosa situación.
 


 

Publicacion: Sabado 11 de Noviembre de 2017 


 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Ciénaga San Silvestre, el sapo que no nos podemos tragar Por: Alexander Vargas Tinoco

Ciénaga San Silvestre, el sapo que no nos podemos tragar Por: Alexander Vargas Tinoco

Publicacion: Sabado 11 de Noviembre de 2017 

500 años de la reforma protestante Por: Alexander Vargas Tinoco

500 años de la reforma protestante Por: Alexander Vargas Tinoco

Publicacion: Martes 7 de Noviembre de 2017 

Hablando claro Por: Alexander Vargas Tinoco

Hablando claro Por: Alexander Vargas Tinoco

Publicacion: Sabado 21 de Octubre de 2017 

Tumaco Por: Alexander Vargas Tinoco

Tumaco Por: Alexander Vargas Tinoco

Publicacion: Martes 17 de Octubre de 2017 
 
 

Back to Top