Justicias o injusticias Por: David Lizarazo Castillo | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Columnistas


Justicias o injusticias Por: David Lizarazo Castillo



Justicias o injusticias Por: David Lizarazo Castillo | EL FRENTE Hace carrera en el país y quizás en el mundo que pareciera no haber justicia en la vida terrenal o que tarda y coro que no llega y lo que es peor parcializada, tiene excepciones, colores políticos, acomodada, manejada, orientada y lo que aún es más grave como la política pierde cada día la poca credibilidad que aún queda.
Preguntados algunos ciudadanos sobre los problemas más serios del país, casi que en coro manifiestan NO HAY JUSTICA, no se aplica, muchos decretos, leyes y etc., pero no hay la convicción de que se aplique, por eso ya no se denuncia, todos los procesos están expuestos a lo mismo, a ser permeados por el dinero, la política, los padrinos, etc., es lo que nos manifiesta un buen número de ciudadanos.

Tan grave que se llega a precisar si hay justicia cuando se debe proceder con el indefenso, con el parroquiano, el ciudadano de bien, trabajador, ajeno a todo lo pecaminoso y escucha uno muchos ejemplos que, a la luz de la verdad, nos dejan pensativos y muy preocupados.

Que el ciudadano que cancela los impuestos, que trata de cumplir con las normas, que quiere ser un buen ciudadano ya tenga la concepción que a justicia es para los de ruana, que paga ser pillo, que hay que saquear el estado por millones, que el gran botín es la contratación y que solo nos queda agarrarnos a dos manos de la JUSTICIA DIVINA, porque sencillo, el que tiene más saliva come más harina, el problema es estar por fuera de la rosca, robe pero algo haga, eso se compra se vende, creo con todo respeto que en este sentido no podríamos ir peor.

Queriendo ir aún más lejos, ciudadanos con los que conversamos nos manifiestan, es que el único problema que tenemos es la falta de justicia o como hemos titulado las injusticias no se castigan los delitos, siguen campantes quienes los cometan y lo que es más infame, este mal ejemplo se extiende como una pandemia, hasta los rincones más apartados, ser pillo paga, aquí en Colombia no pasa nada, la justicia es permeable, sostuvieron algunos amigos con los que hemos hablado, o sea sencillamente sin justicia, nos llevó el patas.

Uno no quisiera dar crédito a estas expresiones, pero cuando se acompaña con variados ejemplos que la opinión nacional conoce, como que nos queda muy difícil por no decir que imposible ignorar estas manifestaciones con olor a pueblo, sentido común y justicia.

En qué momento perdimos el norte, cómo es posible que hoy haga carrera el país casi que unidos en decir, en Colombia no hay justicia y nosotros tan campantes, lejos de saber que si no hay justicia o existe injusticia vamos por mal camino.
Y en mi caso, muchísimas veces en diversos temas y distintas autoridades, manifiestan va a haber justicia y el ciudadano se llena de esperanzas queriendo que el día llegue, pero el, pero de siempre no lleva, pasa el tiempo, y contrariamente si se hurtó un caldo maggi como veo de ejemplo, suele ser la justicia muy oportuna, dura y ejemplar, pues ahí si nos tocaría recurrir al aforismo… averígüelo Vargas.

Creería que ya deberíamos buscar para poder encontrar o por lo menos empezar a averiguar las posibles causas o raíces de esta enfermedad que amenaza con arrasarnos para posibles soluciones, veo como en otros países la justicia se aplica sin distingo de clase, color político, familia, posición social, influencias y de manera especial cuando se tocan los dineros públicos que nos pertenecen y son de todos y por ello sagrados.


Hay dolor de patria, hay tiempos aquellos en que los valores, principios, honestidad, honradez, etc. etc., eran el pan de cada día y quienes impartían la justicia estaban por encima del bien y del mal y obraban con total rectitud, ¿esos tiempos volverán? Pregunto.

Que los diez mandamientos, la urbanidad de Carreño, el catecismo del padre Astete, la formación de hogar, pero todos los días por lo menos para nuestra patria un escándalo mayúsculo tapa el anterior y todo continúa como dice la canción… como si nada.

El  tiempo después de Dios es el máximo juez, él dirá si estamos o no equivocados, si acertamos o quien tiene la razón, créame que duele tener casi que aceptar que en un bello país, rico en recursos, rico en sus gentes echados pa delante, trabajadores y demás, tengamos que decir que no hay justicia o mejor que lo que existe es injusticia, estamos a tiempo y que es la columna vertebral para que funcionen muchas cosas o sencillo para que no funciones… creo que en la justicia divina que tarda, demora, pero siempre llega y que buenos sería que en la vida terrenal también se aplicara para evitar tantas injusticias.

Lluvia de bendiciones a todos, muchas gracias por sus comentarios y Dios les pagará. Hasta la próxima.



Publicacion: Martes 14 de Mayo de 2019 


 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Candidatos en apuros Por: David Lizarazo Castillo

Candidatos en apuros Por: David Lizarazo Castillo

Publicacion: Martes 13 de Agosto de 2019 

Creí haber visto todo en la política Por: David Lizarazo Castillo

Creí haber visto todo en la política Por: David Lizarazo Castillo

Publicacion: Martes 6 de Agosto de 2019 

Los Avales Por: David Lizarazo Castillo

Los Avales Por: David Lizarazo Castillo

Publicacion: Jueves 1 de Agosto de 2019 

El embeleco de los candidatos por las firmas Por: David Lizarazo Castillo

El embeleco de los candidatos por las firmas Por: David Lizarazo Castillo

Publicacion: Martes 23 de Julio de 2019 
 
 

Back to Top