Maricadas de la Corte Por Héctor Gómez Kabariq | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Columnistas


Maricadas de la Corte Por Héctor Gómez Kabariq



Maricadas de la Corte Por Héctor Gómez Kabariq | EL FRENTE
Paradoja: en Colombia es permitido decirle “marica” a quien no tiene tendencias homosexuales, pero está prohibido usar esa palabra para referirse a quien efectivamente sí las tiene.

La Corte Constitucional prohibió usar las palabras “marica” y “maricón” para referirse a los hombres homosexuales o a aquellos que tengan ademanes propios de las mujeres, a pesar de que se trata de palabras aceptadas y autorizadas por la Real Academia de la Lengua Española.

El fallo se produjo atendiendo una tutela instaurada por un supuesto homosexual de Barranquilla a quien sus vecinos le decían “marica” y “maricón”. La Corte ordenó a esos vecinos “abstenerse de hacer alusión a la orientación sexual de cualquier residente”. Según la decisión judicial, “quien lo haga incurrirá en el hecho punible de ser un discriminador”.

Dice el alto tribunal que “no resulta admisible para esta corporación que el lenguaje sea orientado de tal forma que se constituya en actos discriminatorios a través de expresiones verbales cuya motivación es la ofensa en razón de condiciones personalísimas, como lo es la orientación sexual diversa, que a su vez tiene una especial protección constitucional”.

Sin embargo, veamos cómo define la Real Academia de la Lengua Española la palabra objeto del fallo de la Corte: “marica, maricón: 1. Hombre que tiene gestos, ademanes y actitudes que se consideran propios de las mujeres. Sinónimos: afeminado, mariquita. 2. Hombre que siente atracción sexual hacia otro hombre.  Sinónimo: homosexual”. Esa Real Academia es la que regula y autoriza el uso de los vocablos en el idioma oficial que empleamos los colombianos.

La expresión “marica” se usa comúnmente en todos los medios. Entre amigos, por ejemplo, es muy común llamarse de esa forma y nadie se enoja. Hasta en los realitys a través de la televisión, (el Desafío de Caracol entre ellos), unos a otros se llaman de esa manera al aire y nadie se molesta ni la Corte dice nada. Los únicos que protestan cuando los llaman así son “ellos” o “ellas”.

Es decir, en Colombia está permitido decirle “marica” a quien no lo es; pero está prohibido, (so pena de incurrir en un delito), llamar de esa forma a quien efectivamente sí lo es.  Debería ser a la inversa. ¡ Qué maricada !.
---------  

Publicacion: Sabado 8 de Junio de 2019 


 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Señor Empresario Por: José Caicedo Solano

Señor Empresario Por: José Caicedo Solano

Publicacion: Viernes 20 de Septiembre de 2019 

¿Qué ofrece el orgullo gay? Por: Reynaldo Jaimes Campos

¿Qué ofrece el orgullo gay? Por: Reynaldo Jaimes Campos

Publicacion: Viernes 20 de Septiembre de 2019 

Nuestros innatos latidos ascendentes Por: Víctor Corcoba Herrero

Nuestros innatos latidos ascendentes Por: Víctor Corcoba Herrero

Publicacion: Viernes 20 de Septiembre de 2019 

Rescatar significados Por: Bertha C. Ramos

Rescatar significados Por: Bertha C. Ramos

Publicacion: Viernes 20 de Septiembre de 2019 
 
 

Back to Top