Padres, Feliz día Por: Ángel Alirio Moreno Mateus | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Columnistas


Padres, Feliz día Por: Ángel Alirio Moreno Mateus



Padres, Feliz día Por: Ángel Alirio Moreno Mateus | EL FRENTE
Hoy celebramos el día del padre. El mío se marchó hace 23 años y recuerdo que siendo yo un niño, lo escuchaba entonar la canción de Silva y Villalba “Se murió mi viejo”.  Hoy por herencia la entono, con una extraña sensación que me aprieta el pecho, porque además como en la letra, “/ Mi pelo se ha llenado / de blanca ensoñación, / recuerdos que inundaron / de llanto el corazón.  / Ya se murió mi viejo, / ahora el viejo soy yo. / Recuerdo que de niño / con él jugaba yo, / que me contaba cuentos / hasta que un día murió.”

Dios me premió permitiéndome ser uno de ellos y por eso celebro este día. Tengo la suerte de ser el padre de dos seres excepcionales; el mayor un hombre disciplinado, inteligente, estudioso y capaz. Trabajador incansable y de una calidad humana extraordinaria. La menor no se queda atrás en virtudes; es una réplica de su hermano. Creo que cuando termine su bachillerato  escogerá un buen camino para su vida que le permitirá ser muy profesional en lo que decida; estaré atento como obligación de la vida.

Como padre, siento que he cumplido la tarea tanto para la familia como para la sociedad. Mi hijo, luego de graduarse abogado, especializarse y hacer maestría, dictar clases en la misma universidad y desempeñarse en el sector público, decidió incorporarse a la política. Tengo la obligación de desearle el más grande de los éxitos.  Sé lo que lleva por dentro y de qué está construido.  Lo conozco y sé que le duele la pobreza de la gente y que está lleno de sueños e ilusiones que lo convierten en un visionario y un ser activo para lograr lo que se propone en procura del bienestar de sus semejantes. Sé que entiende que el equilibrio social se alcanza, cuando la productividad y el desarrollo generen riqueza, equilibrio económico y rentabilidad social.

Lo vi, lo escuche y lo percibí muy centrado en una manifestación pública esta semana, acompañado por mucha gente, en una simbiosis del cariño de las personas y el liderazgo suyo. Me gustó y me siento feliz y orgulloso porque por la voluntad de Dios y el amor con su mama, me dieron la dicha de ser su padre.

Andarás siempre con la frente en alto, te preparaste para la vida con esfuerzo. Anda y camina con la humildad que te enseñe. Sé que tienes claro que no todo dinero debe tocarse, que no toda mujer debe mirarse y que existe un cenit y un nadir que  debe evitarse.  Adelante hijo, en la política hay que tener en cuenta al poeta Salvador Díaz Mirón “Los claros timbres de que estoy ufano / han de salir de la calumnia ilesos. /

Hay plumajes que cruzan el pantano y no se manchan… ¡Mi plumaje es de esos!     
Siempre prediqué que en una familia para mantener la armonía, no debería haber más de un político. En mi familia, pese a haberme retirado de la actividad política desde hace  cinco años, hoy día del padre lo ratifico con seguridad; el político en la mía es Miguel Moreno. Seré si tú me lo permites, un soldado más en las batallas que te esperan.

           


 



 

Publicacion: Sabado 15 de Junio de 2019 


 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Una nueva generación de guerrilla Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Una nueva generación de guerrilla Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Publicacion: Martes 3 de Septiembre de 2019 

Las encuestas Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Las encuestas Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Publicacion: Sabado 24 de Agosto de 2019 

Se busca a José Fouche Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Se busca a José Fouche Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Publicacion: Sabado 10 de Agosto de 2019 

Demandas temerarias Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Demandas temerarias Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Publicacion: Sabado 3 de Agosto de 2019 
 
 

Back to Top