Nuevo censo y cambio de planes Por: Fundación Participar * | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Columnistas


Nuevo censo y cambio de planes Por: Fundación Participar *



Nuevo censo y cambio de planes Por: Fundación Participar * | EL FRENTE Realmente el Censo corresponde a un arsenal o herramienta de datos poblacionales, para que tanto el Gobierno Nacional como los territoriales puedan tomar decisiones que impactan el desarrollo de las políticas públicas, que afectan y/o benefician a la población más necesitada de las regiones, es decir que incide sobre el desarrollo social del país.

En medio de grandes controversias metodológicas, apenas se conoció un año después de realizado el Censo en Colombia 2018, que refleja una población de 48,4 millones de habitantes, cifra que realmente se queda corta frente a las proyecciones que el mismo DANE estimaba por encima de los 50 millones.  Sin embargo, realmente somos más si incluimos los más de 3 millones de venezolanos que han ingresado, para quedarse a vivir a lo largo y ancho de todo el territorio, donde se pueden fácilmente apreciar familias enteras demandando oportunidades de vivienda, estudio, salud y trabajo.

Sin lugar a dudas las implicaciones de este Censo 2018 son tremendas y sólo quedaran en firme sea aprobado por Ley de la Republica. Esta situación pondrá en apuros al Gobierno Nacional frente a los requerimientos de los gobiernos locales, dado que este instrumento es la base para definir las categorías de los Municipios en Colombia y distribuir las Transferencias del Sistema General de Participaciones de las regiones.

Con soporte en la Ley 617 de 2000 quedarán definidos antes de octubre la categoría de cada municipio a partir del año 2020, tomando como base la población certificada por el DANE y sus ingresos corrientes de libre destinación certificados por la Contraloría General de la Republica, lo que tendrá incidencia directa en los sueldos del alcalde, los concejales, la personería y la contraloría.

En cuanto al Sistema General de Participaciones (Ley 715 de 2001) que determina las transferencias que la Nación realiza a los municipios para salud, educación, agua potable, saneamiento básico, cultura, deporte, entre otros propósitos, estarán sujetos a las cifras de población con necesidades básicas insatisfechas – NBI, que debe revelar el Censo 2018; aspecto que el Gobierno Nacional ya ha venido preparando, con el desmonte gradual de los subsidios a los servicios públicos y la reducción de los recursos para la alimentación escolar, afectando a la población más pobre. ¿Qué se puede esperar en la asignación de recursos para salud pública destinados a la promoción y prevención, entre otros propósitos generales?

En resumen, el recientemente aprobado Plan Nacional de Desarrollo tendrá que replantear sus metas y el Gobierno estirar los recursos para poder cumplirle el año entrante a los nuevos alcaldes, quienes llegarán a formular sus propios planes de Desarrollo, probablemente con menos recursos.

* José Neil González Sandoval

e-mail: fundparticipar@yahoo.es



 



 

Publicacion: Miercoles 10 de Julio de 2019 


 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Nuevo censo y cambio de planes Por: Fundación Participar *

Nuevo censo y cambio de planes Por: Fundación Participar *

Publicacion: Miercoles 10 de Julio de 2019 

Ciudad abierta, el legado de Rafael Por: Fundación Participar *

Ciudad abierta, el legado de Rafael Por: Fundación Participar *

Publicacion: Jueves 4 de Julio de 2019 

La defensa de lo público Por: Fundación Participar *

La defensa de lo público Por: Fundación Participar *

Publicacion: Miercoles 26 de Junio de 2019 

Bumangueses, ¿poco críticos? Por: Fundación Participar *

Bumangueses, ¿poco críticos? Por: Fundación Participar *

Publicacion: Miercoles 19 de Junio de 2019 
 
 

Back to Top