Nuevo precio máximo para la vivienda de interés social Por: Marlon Orlando Sanguino Suárez * | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Columnistas


Nuevo precio máximo para la vivienda de interés social Por: Marlon Orlando Sanguino Suárez *



Nuevo precio máximo para la vivienda de interés social Por: Marlon Orlando Sanguino Suárez * | EL FRENTE
El nuevo precio máximo fijado para la vivienda de interés social (VIS) es de hasta 150 salarios mínimos, esta medida aplica para los municipios del Área Metropolitana de Bucaramanga y otras aglomeraciones urbanas que superen también el millón de habitantes. 

Mediante el decreto 1467 de 2019 el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio hizo oficial el cambio, este ajuste modifica el tope máximo a pagar que paso de $112 millones a $124 millones; la medida según el decreto estaría motivada por los altos costos de la tierra, gastos significativos para el desarrollo de los proyectos y la desaceleración generalizada en la oferta de vivienda en el segmento VIS.

La norma dispone cuales son las aglomeraciones impactadas con esta medida; son aquellas identificadas mediante el CONPES 3019 de 2014, y cuya población supere un millón de habitantes, estas son: Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga; también menciona “que para el caso de los municipios que hacen parte de dichas aglomeraciones, el valor aplicará únicamente para aquellos en que el Gobierno nacional demuestre presiones en el valor del suelo que generan dificultades en la provisión de vivienda de interés social.”

La medida reconoce la “heterogeneidad” de los municipios al interior de las aglomeraciones impactadas, y expresa que con el fin de “evitar efectos indeseados derivados del ajuste al precio de la VIP” el ministerio con base a un documento técnico llamado "Estudio sobre los precios tope de la Vivienda de Interés Social en Colombia" realizo un ejercicio en el cual se determinaron los Distritos y Municipios sobre los cuales se aplican el ajuste del precio”, las variables de este fueron: la tasa de conmutación laboral con respecto al núcleo de la aglomeración y la actividad económica residencial de cada Municipio o Distrito.

Ahora bien, al interior de este decreto no se menciona el mecanismo o metodología con el cual el Ministerio de vivienda demuestra dichas presiones; tampoco es posible localizar el estudio antes mencionado, no se encuentra disponible al público, no figura en las páginas del ministerio, no es evidente tampoco la discriminación de ninguno de los municipios que conforman las aglomeraciones impactadas.

Entonces es así como estas seis aglomeraciones conformadas por ochenta municipios, menos del 10% del total de municipios en Colombia, en los cuales se encuentra concentrada más del 40% de la población del país, quedan impactados; en realidad, afectados, afectados por criterios que se desconocen, por metodologías ocultas al público general, que no cumplen con algunas de las consideraciones más fundamentales del decreto.

Dudo que aumentar el precio de la VIS ayude al cumplimiento del artículo 51 de la Constitución Política, dispuesto como primera consideración del decreto, el cual consagro “el derecho de todos los colombianos a tener una vivienda digna, estableciendo que el Estado es quien fija las condiciones necesarias para hacer efectivo este derecho y promueve planes de vivienda de interés social, sistemas adecuados de financiación a largo plazo y formas asociativas de ejecución de estos programas de vivienda”.

También dudo, cómo, el aumento del precio de la VIS favorece el acceso a la misma, o al aumento de indicadores como el PIB de edificaciones, que según el DANE y la revista portafolio cayó 5,6% en el segundo trimestre frente al mismo periodo del 2018.

Es claro, la media no tiene su sustento fundamental en el artículo 51 de la Constitución Política, está sustentada en la VIS como componente importante de la economía del País; dice el Viceministro de Vivienda que la VIS fue la principal impulsora de ventas para el año 2018 “se comercializaron 172.013 unidades, de las cuales el 59% correspondió a este inventario. Incluso, las proyecciones para el 2019 prevén la venta de 178.415 casas y apartamentos, de los cuales la mayoría (104.741) serían VIS.”

Pero que se puede esperar, si desde el portal del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio se define la VIS como “aquella que reúne los elementos que aseguran su habitabilidad, estándares de calidad en diseño urbanístico, arquitectónico y de construcción” y el único atributo especificado es el del “valor máximo es de ciento treinta y cinco salarios mínimos legales mensuales vigentes (135 SMLM)”; ahora 150, para más del 40% de la población en Colombia.  

*Arquitecto – USTA
*Candidato a Magister en Ordenamiento Territorial – USTA  
*Candidato a Especialista en Planificación Urbana y Regional – UBA



Publicacion: Martes 10 de Septiembre de 2019 


 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Nuevo precio máximo para la vivienda de interés social Por: Marlon Orlando Sanguino Suárez *

Nuevo precio máximo para la vivienda de interés social Por: Marlon Orlando Sanguino Suárez *

Publicacion: Martes 10 de Septiembre de 2019 

Catastro Multipropósito Por: Marlon Orlando Sanguino Suárez *

Catastro Multipropósito Por: Marlon Orlando Sanguino Suárez *

Publicacion: Viernes 26 de Julio de 2019 
 
 

Back to Top