El Oro Por: Jaime Galvis Vergara | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Columnistas


El Oro Por: Jaime Galvis Vergara



El Oro Por: Jaime Galvis Vergara | EL FRENTE
Desde antes del descubrimiento de América, el oro fue determinante en la vida de los habitantes de lo que hoy es el territorio de Colombia. En unas sociedades en extremo primitivas que no alcanzaron la Edad de Piedra, la actividad descollante fue la orfebrería. 

Durante la época colonial, el Virreinato de la Nueva Granada fue el más pobre de todas las unidades administrativas del Imperio Español. Aquí no hubo una economía de plantaciones como las de Cuba o Venezuela. Tampoco la gran minería de plata de Perú o México. La precaria economía de este virreinato tuvo algún sustento en la explotación de oro en algunas localidades del Occidente del País y esto en reducida escala.

Después de la independencia, en el transcurrir del soporífero Siglo XIX, una de las pocas actividades que tuvieron algún desarrollo fue la minería de oro, en especial en Antioquia, donde gracias a una legislación minera sencilla, la producción creció y se creó por primera vez en Colombia una clase media próspera, lo que favoreció el desarrollo incipiente de la industria manufacturera.

Dentro de los recursos minerales que presenta el territorio de Colombia, el oro es el más conspicuo. Su metalogenia se puede resumir así: En las placas tectónicas de corteza siálica, su origen primario, se encuentra en el Precámbrico, en el proterozoico temprano, cuando no había oxígeno libre en la atmósfera terrestre. En estas circunstancias el nitrógeno era el elemento atmosférico casi totalmente predominante. La reacción de este gas con el agua de mar, medio químicamente alcalino, produjo altas concentraciones de cianuro, el cual produjo la disolución de oro en el agua oceánica. Para la misma época existieron en los mares organismos anaerobios los cuales al consumir minerales, liberaban oxígeno, este elemento causaba una precipitación del oro que se hallaba disuelto en el agua marina. Este proceso originó la mayor parte de los depósitos auríferos del Mundo.

En Colombia se presentan esas circunstancias en las placas continentales, Andina, Amazónica, Putumayo y Caribe Oriental.  Las placas Andina y Amazónica son las más interesantes en este aspecto. En la Placa Andina el oro del Precámbrico fue removilizado por eventos magmáticos produciendo mineralizaciones diseminadas, diatremas, filones, brechas mineralizadas y depósitos tipo Hot Springs, todo esto además de los depósitos originales expuestos en varias localidades.

En las placas de corteza oceánica el oro proviene de los basaltos oceánicos, En la placa Chocó el oro se encuentra removilizado por magmatismo en diseminaciones en edificios volcánicos, en depósitos exhalativos y en extensas acumulaciones en brechas volcánicas generadas por vulcanismo fisural (erróneamente identificadas como aluviales).

Ante este cuadro genético tan favorable, cabe preguntar porque el País y sus gobiernos no toman en cuenta este metal para crear una gran línea de exportación.  La minería del oro en los últimos años se ha satanizado, cuando lo verdaderamente satánico es ese absurdo cúmulo de trámites y exigencias que abruman al solicitante de un derecho minero y el posterior acoso y hostigamiento a que se ve sometido por la “fiscalización”. Es triste saber que la principal compañía minera de oro de capital nacional está invirtiendo en países como Nicaragua ante la cantidad de trabas que obstaculizan la actividad minera en Colombia.

Desde hace años, la dirección de la minería ha caído en manos de toda una serie de funcionarios desconocedores del tema, los cuales se han dedicado a idear toda una serie de trámites y exigencias absurdas, sin control de los gobiernos de turno. La legislación minera no ha surgido del análisis y el conocimiento sino de toda una serie de maniobras instintivas y frecuentemente de intereses y presiones poco éticas. Todo esto condimentado con un ambientalismo fanático y hostil.



Publicacion: Sabado 19 de Octubre de 2019 


 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Mistificaciones dogmatizadas Por: Jaime Galvis Vergara

Mistificaciones dogmatizadas Por: Jaime Galvis Vergara

Publicacion: Viernes 15 de Noviembre de 2019 

Manipulación absurda Por: Jaime Galvis Vergara

Manipulación absurda Por: Jaime Galvis Vergara

Publicacion: Sabado 26 de Octubre de 2019 

El Oro Por: Jaime Galvis Vergara

El Oro Por: Jaime Galvis Vergara

Publicacion: Sabado 19 de Octubre de 2019 

Nomenclatura colombiana Por: Jaime Galvis Vergara

Nomenclatura colombiana Por: Jaime Galvis Vergara

Publicacion: Sabado 12 de Octubre de 2019 
 
 

Back to Top