Seis países dependen de un mar que está a punto de convertirse en un desierto | Noticias | Mundo | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Mundo - Noticias


Seis países dependen de un mar que está a punto de convertirse en un desierto



Seis países dependen de un mar que está a punto de convertirse en un desierto | EL FRENTE El mar de Aral fue una vez el cuarto lago interior más grande del mundo. Hoy es el epítome de la negligencia ambiental.

Más de 60 millones de personas en seis países: Afganistán, Kazajstán, Kirguistán, Uzbekistán, Tayikistán y Turkmenistán, dependen de los ríos que conducen al Aral.

En las décadas posteriores a la división de la Unión Soviética, la competencia transfronteriza por el agua, junto con el rápido cambio climático, han empeorado la situación.

Los dos ríos que alimentan la cuenca, el Amu Daria y el Sir Daria, transportan al Aral aproximadamente el 10% del agua que transportaban antes de que se iniciaran los proyectos industriales soviéticos en la década de 1960. Un ambicioso nuevo libro, con contribuciones de 57 autores, describe el daño.

Cerca de 45.000 kilómetros cuadrados “del fondo marino han quedado expuestos y se han convertido en un vasto desierto”, escriben los investigadores, “lo que ha cambiado el clima local e intensificado la desertificación en la región”. Las aguas restantes cubren solo 17% de la superficie original del mar de 67.000 kilómetros cuadrados.

Actualmente, la cuenca es una colmena de competencia entre industrias y países que necesitan agua para diferentes propósitos y en diferentes momentos. Sin embargo, Kirguistán y Uzbekistán están cooperando para realizar operaciones bancarias y ayudar a administrar el recurso hídrico estacional. Kirguistán utiliza la escorrentía de invierno para generar energía. Río abajo, Uzbekistán utiliza la misma agua para el riego en verano.

El Instituto de Recursos Mundiales informó recientemente que el acceso al agua para cientos de millones de personas ahora está en riesgo.

Los desafíos involucrados en la restauración y la protección de los recursos del mar de Aral son sustanciales. Si bien los países involucrados varían en su nivel de desarrollo, una pérdida general de experiencia y tecnología en las últimas dos o tres décadas exigirá la creación de instituciones antes de que los problemas puedan comenzar a abordarse.

Sin embargo, ha habido algunos acontecimientos prometedores. Uzbekistán comenzó un nuevo ministerio de gestión del agua en 2018, y Tayikistán está reestructurando la forma en que supervisa el uso del agua. Una presa en la parte norte del mar, terminada en 2005, ayuda a evitar un mayor secado. Esa parte del Aral ha visto un nivel de agua estabilizado en los últimos ocho años, lo que lo hace seguro para la reintroducción de 11 especies de peces.

La situación en el resto del mar, sin embargo, “es menos alentadora”, escriben los investigadores.

Foto: tomada de la web


Publicacion: Jueves 7 de Noviembre de 2019 


 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Turista fue devorado por un tiburón

Turista fue devorado por un tiburón

Publicacion: Jueves 7 de Noviembre de 2019 

Fiscalía de Chile procesará a 14 Carabineros

Fiscalía de Chile procesará a 14 Carabineros

Publicacion: Miercoles 6 de Noviembre de 2019 

Al menos 15 muertos por ataque en Tailandia

Al menos 15 muertos por ataque en Tailandia

Publicacion: Miercoles 6 de Noviembre de 2019 

Un miligramo de sedimento guarda la historia de los últimos 3.500 años

Un miligramo de sedimento guarda la historia de los últimos 3.500 años

Publicacion: Martes 5 de Noviembre de 2019 
 
 

Back to Top