La enorme brecha digital que destapó la crisis sanitaria en Colombia | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Editorial


La enorme brecha digital que destapó la crisis sanitaria en Colombia



En esta era tecnológica y en donde la social media prima por encima de la seriedad de los canales tradicionales de información, las noticias, reales y falsas, vuelan a la velocidad de la luz y, unas más que otras, se encargan de dejar desapercibidos aspectos que son importantísimos en la coyuntura actual por la cuarentena obligatoria.

La pésima calidad del sistema de internet en Colombia, en todos los operadores, quedó al descubierto con la tentativa de realizar clases virtuales para colegios y universidades, porque la tecnología está atrasada y la brecha digital en todos los rincones del país es de tal tamaño, que hay muchas dudas sobre las inversiones realizadas y la tecnología adquirida durante los últimos años, para cerrarla.

Cuando se decretó la suspensión de las clases presenciales en colegios y universidades de Colombia por el tema del Covid-19, de inmediato se hizo un gran alarde, desde el mismo Gobierno nacional, sobre está nueva era digital que contribuiría a que los estudiantes y profesores estén al día con su calendario curricular y no existan atrasos para cuando se retorne a la normalidad académica en el país.

Pero el globo se desinflo de inmediato. Alumnos y maestros se estrellaron contra la cruda realidad. Colombia no está preparada, no cuenta con la tecnología de punta, no tiene redes que soporten la capacidad de mucha gente conectada al mismo tiempo y, lo que es peor, más del 60 por ciento de los estudiantes de bachillerato y de las universidades, no cuentan con una conexión a internet ni un computador en sus casas.

La tecnología existente en este momento es obsoleta. Eso quedó demostrado al ver como las conexiones se ralentizan cuando aumenta el número de personas conectadas al mismo tiempo. Aquí queda destapado algo que la inmensa mayoría de colombianos ignora y es que lo que nos venden los operadores de datos es un internet residual.

¿Qué es eso? Sencillo. En una banda de 100 megas venden por partes hasta copar la capacidad. Es decir, las 100 megas las reparten entre usuarios que pagan desde dos megas hasta 10 o 20 o más, todas en esa banda. Cuando se completa la capacidad y navegan todos al mismo tiempo la banda colapsa, se vuelve lenta, y hasta deja de operar porque se cae el sistema.

Además, la inmensa mayoría de estudiantes colombiano consume datos en su celular. Están en conexión permanente, pero esa capacidad del teléfono móvil no les sirve para unas clases virtuales y el modelo fracasó.

Ante esta circunstancia, el Gobierno nacional ha pasado de agache y no ha querido reconocer este fracaso, pese al continuo reclamo de estudiantes y profesores que están molestos por la malísima tecnología.

Aquí surgen muchos interrogantes que deben entrar a investigar, resolver y explicar los entes de control. ¿Es verdad que la capacidad instalada es de última generación? ¿Esta cubre todo el territorio nacional? ¿Los equipos y demás logística son de última generación o se recicló de lo que desecharon otros países? ¿Tiene Colombia instalada, de verdad, una red de 4G? ¿El dinero destinado para la modernización se invirtió en su totalidad? Esperamos respuestas contundentes y convincentes.

Ni las Universidades más prestigiosa del país pudieron con la carga de las clases virtuales y eso que han realizado multimillonarias inversiones para estar al día, pero ahora se notó que están en un atraso inconmensurables y, lo que más asusta, sin estudios profundos ni informes certero de las interventorías sobre las inversiones realizadas.

Ahora, tampoco iban a poder los colegios cuya capacidad se limita al internet del profesor en su casa y a que los estudiantes traten de conectarse desde las suyas con el internet residual, quienes posean una cuenta, y que la inmensa mayoría se quede al margen de las clases porque no tienen ni internet, mucho menos un computador.

Enrique Narváez Benítez.
Jefe de Redacción/EL FRENTE.


Publicacion: Martes 31 de Marzo de 2020 


 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.