EL FRENTE sigue adelante | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Editorial


EL FRENTE sigue adelante



 EL FRENTE sigue adelante  | EL FRENTE En un esfuerzo titánico y descomunal, contra viento y marea, como ha sido siempre a lo largo de sus 78 años, esta casa editorial de EL FRENTE seguirá adelante con sus ediciones diarias, físicas y digitales, con sus redes sociales y sus impresiones en papel periódico, apoyados por un selecto grupo de periodistas y columnistas, dispuestos a seguir enfrentando la adversidad que nos ha traído la pandemia de la peste asiática, con todos sus desafíos y consecuencias.

La perseverancia y la paciencia, que son algunas de las más grandes virtudes teologales, seguirán siendo nuestra bandera.

No hemos conocido la derrota y cuando a ella nos hemos acercado, por las circunstancias de la vida y del destino, siempre ha existido un hálito de esperanza, una ventana abierta al optimismo, con que queremos saludar al año 2021, levantando la frente con el honor de siempre, para ofrecer las mejores crónicas, los buenos reportajes y el resumen de los acontecimientos que marcan la vida diaria de los santandereanos y de los colombianos.

Gravísimo sería abandonar el barco y periclitar en medio de la tormenta y del desafío que plantean estos momentos de oscuridad y de incertidumbre. Cuando el fundador de EL FRENTE, escritor y aboga do Rafael Ortiz González colocó en manos de nuestro director, el veterano periodista Rafael Serrano Prada, tamaña responsabilidad de prolongar la vida de este medio de comunicación.

Hace 32 años fue sellado el compromiso de luchar de manera perseverante por mantener abierta esta tribuna del pensamiento, que merece mejor suerte y mayor apoyo de quienes se han valido de nuestro apoyo y de nuestros esfuerzos.

Las nuevas generaciones de jóvenes santandereanos, que están en los recintos palaciegos del Congreso de la República, de los ministerios, las gobernaciones y las alcaldías, andan embelesadas en los oropeles de las redes sociales que aparecen y desaparecen en medio de las tormentas, que poco o nada dejan para el reconocimiento de la historia que dentro de muchos años y quizá dentro de muchos siglos, solamente encontrarán el testimonio de sus vidas en las páginas de los periódicos que son y han sido los guardianes de la civilización.

Esos jóvenes, que miran con displicencia el trabajo de los periodistas incólumes y honestos, y de los medios de comunicación que jamás se rinden, no tienen idea de la importancia de la antigua prensa.

Las notas breves de las redes sociales se las lleva el viento. Las crónicas y los reportajes, los informes de gestión, los testimonios de los ciudadanos bajo el rótulo de las informaciones que escribieron los creadores de opinión pública, quedan ahí, en los textos que los veintisiete (27) diarios de Colombia ofrecen como símbolo de ilustración en aquellos países donde los medios impresos siguen siendo los pulmones de la democracia.

Donde se han cerrado los periódicos se han creado inmensas avenidas para las dictaduras que como en Cuba, Venezuela, Nicaragua, Rusia, Irán y otras naciones del mundo, esclavizan a los pueblos y destruyen sus valores históricos.




Publicacion: Miercoles 13 de Enero de 2021 


 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.