Consejero de Paz ha entrado en contacto con diez organizaciones criminales que quieren desmovilizars | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Editorial


Consejero de Paz ha entrado en contacto con diez organizaciones criminales que quieren desmovilizars



Mientras el Consejero de Paz, Danilo Rueda, recorre las zonas más violentas del país, haciendo contacto con grupos armados ilegales, con cuadrillas de narcotraficantes, disidencias de las FARC y delincuencia en general, para ofrecerles a los alzados en armas y criminales de diverso origen, una política de paz total, el fiscal general de la nación, Francisco Barbosa, recuerda que en este momento solamente existe esa institución para acogerse a la política de reconciliación nacional que es la Fiscalía, a través de la cual deben tramitarse los procesos de acogimiento a la justicia, que contempla la propuesta del nuevo gobierno nacional para superar la violencia irracional que ha padecido Colombia.

El consejero de Paz, Danilo Rueda, fue el Coordinador Nacional de la Organización NO Gubernamental, la ONG Comisión Intereclesial de Justicia y Paz (CIJP), una organización encaminada a la protección de los derechos humanos, la cual está conformada por diferentes credos religiosos que exponen y denuncian casos de violaciones a los derechos humanos, cometidos en las zonas de conflicto en Colombia por las fuerzas de seguridad, por los grupos guerrilleros y por los grupos paramilitares.

Hay que reconocer que en dos meses de búsqueda de la paz total, se han realizado contactos con voceros y jefes de diez agrupaciones violentas, que declararon ‘Cese al fuego’ y respeto total por las autoridades de cada región, con enorme beneficio para los habitantes de las zonas cocaleras del sur del país, donde han sido asesinados numerosos líderes sociales que promovían las campañas de sustitución de cultivos, para cumplirle al pasado gobierno del presidente Iván Duque con los compromisos internacionales que había adquirido especialmente con el gobierno de los Estados Unidos.

Los integrantes del equipo de la Consejería Nacional de Paz, entre ellos Danilo Rueda, han sido objeto de amenazas de muerte y otros actos de intimidación.  Hay que reconocer que Rueda desarrolló diferentes y efectivas estrategias de protección y acompañamiento físico para las comunidades campesinas afectadas por graves y múltiples violaciones de derechos humanos en regiones del Cauca, Nariño, Putumayo, Caquetá, el Urabá Antioqueño y la región de El Catatumbo, en el Norte de Santander, a todo lo largo de la frontera con Venezuela. 

Su compromiso con la defensa de los derechos humanos durante diecinueve años ha significado que, a pesar de las amenazas y desafíos, tales como montajes judiciales, ha tenido éxito en el desarrollo de un movimiento nacional de defensa de las víctimas del conflicto armado. Hasta hace pocas semanas, el Consejero de Paz Danilo Rueda se encontraba en el anonimato, prácticamente desconocido por los medios de comunicación. Ahora es un líder nacional del cual dependen las gestiones mas arriesgadas frente a los destinatarios de la oferta que les ha hecho el nuevo gobierno, para regresar a la vida democrática del país.

Como abogado especializado en el Derecho Internacional Humanitario, a que se refieren los Protocolos Uno y Dos de Ginebra, salió a la luz pública hace diez semanas para cumplir la delicada tarea de reconciliar al país. Hasta ahora, Rueda está haciendo bien la tarea, cumpliendo con la misión exploratoria de identificar las razones por las cuales se han multiplicado los grupos violentos que ejercen dominio territorial en Colombia y que ahora reclaman una nueva oportunidad para la paz.    




Publicacion: Miercoles 28 de Septiembre de 2022 


 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.