La gran esperanza Por: Fundación Participar* | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Columnistas


La gran esperanza Por: Fundación Participar*



La gran esperanza Por: Fundación Participar* | EL FRENTE Las donaciones otorgadas para combatir el virus por parte de algunos grupos económicos, no es un mero gesto de buena fe, es también la apuesta contundente por el futuro de nuestro país. ¡En horabuena! Por décadas, las empresas y la iniciativa privada han demostrado ser las que están en constante cambio e innovación, procuran el desarrollo y sostienen el aparato económico del país, convirtiéndose en el corazón que irriga bienestar a todos los colombianos.

Ahora el empresariado vive una situación complicada, tal cual lo manifestó en días pasados uno de ellos: "o se pagan los impuestos o se paga la nómina". Buena parte de esa encrucijada se debe al ensanchamiento del Estado exigiendo cada vez mayores impuestos. A mi modo de ver, ahí existe un riesgo que amenaza la estabilidad del país. Ante el riesgo que representa la expansión del virus y las medidas drásticas de confinamiento, el Gobierno Nacional de manera acertada, - presupuestó unos recursos para que a través de las entidades financieras se otorguen créditos para proteger el empleo y la supervivencia de las empresas. El cómo, a quiénes y la agilidad del desembolso, marcarán el éxito de la medida. Si bien son decisiones coyunturales como respuesta a una situación sin precedentes, el impacto para el país se reflejará en la sostenibilidad del empleo y del poder adquisitivo de los hogares, propiciando un mejor ambiente social y claras perspectivas para la reactivación económica.

En esta hora es fundamental un buen engranaje entre lo público y lo privado y por eso, en medio de la actual emergencia, me obliga a preguntarme: 1. Han sido la dirección y los montos del gasto público en su ejecución los adecuados para el bienestar de las empresas y los ciudadanos?; 2. Es adecuado el tamaño del Estado para que sea eficiente y contribuya a un sólido crecimiento del País?

Hoy por hoy existen alertas que sugieren tomar medidas contundentes, tales como la revisión al costo-beneficio del mantenimiento de varias entidades públicas, un desempleo en dos dígitos y un empresariado pidiendo auxilio para sostener el capital humano y al mismo tiempo cumplir con las obligaciones tributarias. Siempre, cuando la iniciativa privada se fortalece y amplía sus capacidades, las economías se consolidan y generan más riqueza.

Acá bien cabe esta reflexión, "lo que el estatismo jamás ha podido comprender es que el sistema de propiedad privada es la institución más eficiente en lo que respecta a la generación de progreso humano" Antonella Marty.

*Carlos Edo. Remolina P.

E-mail: [email protected]



Publicacion: Viernes 22 de Mayo de 2020 


 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.