Dictadura mundial de ideologías Por: Reynaldo Jaimes Campos | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Columnistas


Dictadura mundial de ideologías Por: Reynaldo Jaimes Campos



Dictadura mundial de ideologías Por: Reynaldo Jaimes Campos    | EL FRENTE
El Papa Benedicto XVI, quien renunció al pontificado en 2013, en su toma de posesión del año 2.005 pidió a los católicos rezar por él, “para que no pueda huir por miedo a los lobos.”  Como Papa Emérito, ha señalado que la mayor amenaza que debe enfrentar hoy, la Iglesia Católica, es una dictadura de ideologías aparentemente humanas.

En un libro escrito por el alemán Peter Seewald, aparece una entrevista en la que, Benedicto hizo dicha afirmación cuando se le preguntó sobre lo que había querido decir en su petición a los católicos.

El Papa, respondió a Seewald, aclarando que no se refería a asuntos internos de la Iglesia, como el escándalo “Vatileaks” que ocasionó la condena de su mayordomo personal, Paolo Gabriele, por el robo de documentos vaticanos confidenciales.”
Precisó que, su renuncia, no tuvo, absolutamente, nada que ver con tal episodio y explicó que su visita, en 2010, a la tumba de Celestino V, último Pontífice en renunciar antes de él, fue bastante casual y defendió el título de “Emérito” para un pontífice retirado. 

Lamentó la reacción por los diversos comentarios públicos desde su renuncia, y citó críticas a su homenaje leído en el funeral del Cardenal Joachim Meisner, en 2017, donde dijo que “Dios, evitaría que el barco de la Iglesia se volcara” y señaló que sus palabras fueron tomadas, casi literalmente, de sermones de San Gregorio Magno.

Agregó el Papa ´Emérito: “Por supuesto, que cuestiones como “Vatileaks” son exasperantes y, sobre todo, incomprensibles y muy inquietantes para las personas en el mundo en general, pero, la verdadera amenaza para la Iglesia y, por lo tanto, para el Ministerio de San Pedro, no consiste en esas cosas, sino en la dictadura mundial de ideologías, aparentemente, humanistas, por lo que contradecirlas, constituye una exclusión del consenso social básico.

Hace cien años todos hubieran pensado que era absurdo hablar de matrimonio homosexual y hoy, el que se opone, es socialmente, excomulgado y esto aplica, también, para el aborto y la producción de seres humanos en laboratorio.
La sociedad moderna está en el proceso de formular “un credo anticristiano y, resistirlo, se castiga con la excomunión social. El miedo a este poder espiritual del Anticristo es, por tanto, demasiado natural y, realmente, se necesitan las oraciones de toda una diócesis y de la iglesia universal para resistirlo.”

Al preguntársele sobre las “dubbias” (dudas) presentadas al Papa Francisco, por cuatro cardenales, incluido el Cardenal Meisner, sobre la interpretación de la Exhortación Amoris Laetitia, Benedicto XVI, no hizo comentarios, directamente, pero, se refirió a su última audiencia general del 27 de febrero de 2013, señalando:
“En la Iglesia, en medio de todos los esfuerzos de la humanidad y el poder confuso del espíritu maligno, uno siempre será capaz de discernir el sutil poder de la bondad de Dios.

La oscuridad de sucesivos períodos históricos nunca separará el completo gozo de ser cristiano, pues, siempre hay momentos en la Iglesia, y en la vida del cristiano en los que se siente, profundamente, que el Señor, nos ama, y su amor, es alegría y felicidad. Atesoro el recuerdo de mi primer encuentro con el recién elegido Papa Francisco, en Castelgandolfo, y mi amistad con él, ha seguido creciendo.”

Peter Seewald, ha escrito cuatro extensos libros con entrevistas de Benedicto XVI y el primero de ellos “La Sal de la Tierra” se editó en 1.997, cuando Benedicto XVI, era el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe; el segundo fue “Dios y el Mundo” publicado en 2002; “Luz del Mundo” en 2010 y en 2016 “El Ultimo Testamento” donde Benedicto XVI, reflexiona sobre su decisión de renunciar al papado.




Publicacion: Viernes 31 de Julio de 2020 


 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.