Cuidado con hablar de más… Por: Hernando Mantilla Medina | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Columnistas


Cuidado con hablar de más… Por: Hernando Mantilla Medina



Cuidado con hablar de más… Por: Hernando Mantilla Medina  | EL FRENTE Tiene una lengua para barrer los infiernos…, no escupa para arriba porque de pronto le cae a usted, la lengua difamadora es reprendida por Dios…eran los refranes que decían nuestros abuelos y que sí que eran bien ciertos y cada día uno ve que tenían mucha razón.

Y específicamente en el tema que manejo a diario, Penitenciario y Carcelario, veo y oigo a mucha gente hablar muy mal de [email protected] [email protected], hace poco que aparecí en Oriente Noticias del Canal TRO al medio día, me escribió un señor y textualmente me dijo que yo porqué defendía a esas lacras, que debería existir la pena de muerte en Colombia.  Yo lo único que le dije es que tuviera cuidado con su lengua, que nadie está exento de caer a una cárcel y nadie es nadie.

Considero como Creyente que soy, que la palabra diablo está compuesta de dos vocablos que a la larga significan lo mismo, Dí , Hablo, pienso que el diablo, el mal, todo lo malo del ser humano está en su lengua, sus palabras con malas intenciones, mentirosas, calumniosas, difamadoras, son expresiones que manifiestan la presencia del malo en sus vidas, cuantos hogares no se han destruido por una versión falsa de alguien, cuantas personas precisamente no están en la cárcel por una falsa denuncia, a cuantas personas no hemos lastimado con palabras fuertes, las palabras, habladas o escritas son como flechas que van pero no regresan y a veces hacen mucho daño.

A diario ve uno personas metidas en problemas penales que seguramente nunca se lo imaginaron, por ejemplo recuerdo el 25 de diciembre de 2020 en plena pandemia a las 7:00 a.m. el tipo que mató a la enfermera que salía de hacer su labor e incluso no pasó la Navidad al lado de su familia por hacer su trabajo, el tipo borracho mató a la señora y está preso desde hace cerca de dos años, ¿cómo se podría el imaginar el 24 de diciembre que al día siguiente iba a matar a alguien e iba a estar preso?, así es la vida, pero lo que más me preocupa de todo esto es aquellas personas que se atreven a hablar mal de otras que han estado metidas en problemas penales, nadie tiene la autoridad moral para meterse en esas situaciones ,ni mucho menos para desprestigiar y hacerle más daño a estas personas.

Eso se lama Difamación y también es delito como la calumnia o la injuria, se trata de hablar de alguien que estuvo preso, que pagó su pena pero a la que le hacen comentarios ofensivos sobre su pasado penal, he visto más de un caso, pero desafortunadamente también he visto que esas personas difamadoras han caído en problemas penales iguales o peores de los de aquellos que hablaron en mala forma, en el campo que yo manejo se ve a diario, hay personas a quienes no les gusta que les digan algo de sus labores y buscan, esculcan como verdaderas ratas, el pasado de esas personas y lo peor se atreven a sacarlo al aire, verbal o escrito, nadie es dueño del pasado de nadie y esas malas intenciones se pagan, porque desafortunadamente la vida no se queda con nada.

Cuidado con hablar de más… Voy Con Toda. Amén.



Publicacion: Miercoles 23 de Noviembre de 2022 


 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.