¿Justicia permisiva? Parte II Por: Lizeth Mayerli Navarro | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Opinión - Columnistas


¿Justicia permisiva? Parte II Por: Lizeth Mayerli Navarro



¿Justicia permisiva? Parte II Por: Lizeth Mayerli Navarro | EL FRENTE Las reformas que pretende implementar el gobierno colombiano, han desatado gran controversia en gran parte del territorio, especialmente porque muchos consideran que se quiere imponer una justicia permisiva, donde probablemente se quiera olvidar a las víctimas y darle un trato especial y quizás permisivo a los victimarios, tal es el caso del proyecto de ley 288 de 2023 referente al desmantelamiento de estructuras armadas organizadas de crímenes de alto impacto y el proyecto de ley 277 de 2023 donde se pretende realizar una reforma a la justicia, en este último un  porcentaje de delitos que se encuentran actualmente tipificados como tales en la ley penal, serían derogados y por tal motivo, dichas conductas ya no tendría ninguna repercusión en el ámbito penal, como lo mencione en otra oportunidad, delitos como la injuria, la calumnia, la inasistencia alimentaria, delitos contra el sentimiento religioso y el irrespeto a los difuntos, ya no serían conductas criminales.

Así mismo, otros de los delitos que sería eliminado con esta reforma es el establecido en el artículo 238 del Código Penal, es decir que aquellos que supriman o alteren el estado civil de una persona, o haga inscribir en el registro civil a una persona que no es su hijo o que no existe, no estarían cometiendo un delito, lo que, sin lugar a dudas, puede llegar a generar actos supremamente reprochables.

Adicional a lo anterior, también se pretende eliminar el delito de emisión y transferencia ilegal de cheque, es decir, aquel que emita o transfiera cheques sin tener suficiente provisión de fondos, o quien luego de emitirlo diere orden injustificada de no pago, no estaría cometiendo un delito. Así mismo, se pretende eliminar la elección ilícita de candidatos, es decir, que aquel que sea elegido para un cargo de elección popular estando inhabilitado para desempeñarlo por decisión judicial, disciplinaria o fiscal, no estaría cometiendo un delito.

Por otra parte, en lo referente al proyecto de ley 288 de 2023, donde se busca implementar una nueva normatividad para llevar a cabo el desmantelamiento de estructuras armadas organizadas de crímenes de alto impacto, se pretende establecer un tratamiento penal diferenciado, dicho tratamiento penal, permitiría que estos criminales puedan tener penas sustitutivas, una de ellas contiene un componente restaurativo con mecanismos de vigilancia y monitoreo, el cual se cumpliría de manera extramural, en otras palabras, aquellos delincuentes que se sometan a este desmantelamiento, probablemente quedaran en libertad, es decir, se estaría proyectando una justicia permisiva, donde las víctimas de estos criminales prácticamente no serán tenidas en cuenta, pues al parecer se le estarían brindando un sin número de beneficios a los victimarios, lo que sin lugar a dudas, incentivaría a la delincuencia y causaría mayor impunidad.

Así mismo, este proyecto de ley, pretende que mediante la figura del principio de oportunidad, los integrantes de las estructuras criminales de delitos de alto impacto, que no sean objeto de renuncia de la persecución penal, se les aplique una pena sustitutiva de 6 a 8 años de prisión, es decir, que aquellos delincuentes integrantes de dichas estructuras criminales, que cometan delitos tales como secuestro, extorsión, homicidio, trata de personas, entre otros, purgarían menos de 8 años de prisión intramural; de la  misma manera, este proyecto de ley, pretende establecer que quienes incurran en delitos como concierto para delinquir simple o agravado, porte ilegal de armas de fuego o municiones de uso privativo de las fuerzas armadas o de defensa personal, entre otros, se les aplique la suspensión y posterior renuncia de la persecución penal, en virtud del principio de oportunidad.

Finalmente, dichos proyectos, hacen pensar que el actual gobierno colombiano está gobernando a favor de los criminales, pues son evidentes los beneficios que estarían recibiendo, algo nunca antes visto en la historia de Colombia, que genera gran preocupación, incertidumbre y hasta temor, pues probablemente, estas medidas serán el estímulo perfecto para delinquir libremente y sin consecuencias.







Publicacion: Sabado 18 de Marzo de 2023 


 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.