Le rocían alcohol y prenden fuego a su compañero indígena | Noticias | Mundo | EL FRENTE
 
 
 
 
 
 


Mundo - Noticias


Le rocían alcohol y prenden fuego a su compañero indígena



Le rocían alcohol y prenden fuego a su compañero indígena  | EL FRENTE
Gran indignación por el hecho. Un hecho ha generado gran indignación, cuando un menor de edad de origen indígena, fue rociado con alcohol por sus compañeros, quienes le prendieron fuego, en el interior de un instituto de secundaria en una zona remota de Santiago, Querétaro, en el centro de México.

El violento ataque ocurrió en la telesecundaria Josefa Vergara de la comunidad El Salitre, donde la víctima fue identificado como Juan Pablo, un menor de 14 años, fue brutalmente quemado, actualmente se encuentra ingresado en el Hospital del Niño y la Mujer de Querétaro. El menor de edad de origen Otomí se encuentra en un grave estado de salud.

La fiscalía ha registrado una denuncia donde “La Unidad Especializada en Justicia para Adolescentes realiza las investigaciones. Los servicios periciales han valorado las lesiones provocadas en el adolescente y con base en ello, se dará continuidad al proceso penal hasta el total esclarecimiento de los hechos”.

Nadie ayudó al menor al momento de la agresión

Juan Pablo, presenta lesiones de primero y segundo grado tras el ataque, el padre del menor denunció ante los medios locales que su hijo había sido víctima de intento de homicidio en la escuela y los encargados no habían hecho nada al respecto.

Según el testimonio, Juan Pablo no deseaba presentarse a la escuela debido a que recibía muchas burlas, por su origen y no usar bien el español, la familia del menor habría intentado cambiarlo de grupo, pero la directora se negó.

“Desde aquellos tiempos ya le estaban haciendo bullying y nos dimos cuenta que hasta la propia maestra le hacía bullying nada más porque somos de raza otomí. Piensa ella que no somos de su clase, no somos de su raza. Piensa que ella es ser humano y nosotros somos de otras personas”, detalló Juan Zamorano.

La indignación entre la población creció desmedidamente al enterarse que el menor había logrado sofocar las llamas de su cuerpo sin ayuda de nadie, la maestra a cargo lo había llevado a una clínica local donde curaron superficialmente las lesiones y las autoridades no han iniciado una investigación contra los agresores.



Publicacion: Miercoles 22 de Junio de 2022 


 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.